miércoles, 3 de septiembre de 2014

¿Piel Alérgica? Adiós al detergente en polvo


Por Sylene Moreno

La piel tiene un grosor variable y proporciona protección contra agentes químicos y biológicos. La piel también protege al cuerpo contra agentes físicos (p. ej., calor, frío) y regula la pérdida de agua.
Por ello es muy importante tener especial cuidado.

Nuestra piel es porosa, semi-permeable, abierta a lo que le presentemos. La piel es el limpiador de nuestro cuerpo, puede expulsar toxinas al sudarlas, estas toxinas quedan en la ropa que usamos, ademas de añadir los agentes del medio ambiente que son contaminantes y nocivos para la salud. Germenes y bacterias es algo que deseamos eliminar en nuestro cuerpo, aunque las bacterias están por todos partes y la mayoría no son nocivas, es más, muchos microorganismos son beneficiosos (bacterías fotosintéticas, levaduras, las bacterías lácticas, etc.).

El lavado de las prendas de vestir de nuestros hijos, debe captar nuestra atención, pues hacerlo de manera inadecuada, provocara mas daño que beneficio.

Los detergentes en polvo para el lavado de ropa, pueden contener ingredientes extremadamente nocivos para quienes tienen piel sensible o alergias. Aún después de enjuagar las prendas, quedan residuos, provocando en el cuerpo de nuestros hijos, prurito (comezón), irritación o eczema (inflamación de la piel).

Una buena manera de cuidar la piel es sustituir los detergentes en polvo por jabón líquido suave o ecológico y lavar la ropa con poca cantidad de jabón. Evitar los blanqueadores y cloro, puede usar vinagre y bicarbonato para quitar marchas.

Otra recomendación es secar la ropa al sol y asegurarse al vestir que las prendas no estén húmedas, ni contengan polvo.

Si desea hacer un giro total en beneficio de su salud, existen las nueces de jabón que son una alternativa del detergente, se ha utilizado durante siglos y no son toxicas.


Nuestras Entrevistas