sábado, 8 de marzo de 2014

¿Quièn es rechazado?


Por Sylene Moreno

Emprender una nueva faceta en la vida de mi hija Arantza de seis años con discapacidad, nos ha puesto en una perspectiva diferente, incursionar en la actividad de Teatro Musical, no solo a traído aportes buenos para ella, sino para mí también. 

El grupo  de Teatro Musical, se conforma por personas con discapacidad, cuyas edades oscilan entre los 50 y 17, me refiero a ellos como "Jóvenes" por su espíritu libre que poseen. Cada uno de ellos, esta contribuyendo a nuestra vida familiar, para preparar el terreno que algún día...próximo por cierto, vamos a enfrentar, Arantza dejara de ser una niña y pasara a ser una joven en crecimiento.
Me muerdo los dedos con los dientes, pues en seis o diez años, por mas acciones que realicemos en provecho de las personas con discapacidad, no cambiará la percepción global que se tiene de ellos. 

¿Sera "rechazada" por las personas? No es pregunta, es una afirmación: Será rechazada por las personas; alguien en la escuela...no querrá ser su amiga; algún familiar... no la invitara a un festejo; alguien en lo laboral... le negara un empleo. Es una realidad!!
Mark Amend una vez dijo: El rechazo no quiere decir, que no eres suficientemente bueno, simplemente que la otra persona, falló en darse cuenta, lo que tú tienes para ofrecer.
En nuestro vivir todos y digo: TODOS ¡ Vamos a ser  Rechazados!  ¡Punto!

  - como dice Víctor Manzanilla_

Las personas somos diferentes, no todo el mundo va a querer el servicio que prestamos, producto que vendemos, compañía que otorgamos, etc. No es nada malo, ni personal en contra de nosotros. 
Simplemente somos diferentes con diferentes intereses, deseos y necesidades.
Es importante entender esa verdad, para estar mejor preparados y preparar a nuestros hijos con discapacidad o no, para enfrentar ésta realidad. 
La única manera, que el rechazo nos haga un "fracasado" ,es que el temor a ser "rechazado" nos paralice.
Mientras nos sigamos moviendo, actuando, contactando, vendiendo, construyendo nuestro proyecto, a pesar del rechazo, vamos en dirección contraria al fracaso.
El rechazo, nos prepara para manejar el éxito de mejor manera, éste forja el carácter y  hace mejores personas.
Todos los rechazos, malas situaciones, barreras, caídas de hoy… serán una historia de motivación para otros mañana… dan la fuerza que hace brillar a las personas con discapacidad o no, cuando el mundo las necesite.
Queremos que las personas entiendan nuestra visión, proyecto, sueño, etc; la parte difícil de ser una persona con discapacidad, el reto de ser padre o madre de un hijo con discapacidad.. a veces no comprendemos, por qué no lo hacen. 

Entendiendo que el rechazo no es algo que pueda controlar, entiendo que el éxito esta en manos de quien intenta una acción y, que el fracaso solo lo conoce, quien deja de intentar.
Ayudare a mi hija Arantza, a entender la vida, me ocupare en darle fortalezas para trazarse metas y me preocupare por su destino, solo si deja de "Soñar".


Nuestras Entrevistas