miércoles, 10 de abril de 2013

Jornada de Inclusión “Una luz para mi Tesoro”

Debido a la gran carencia de información para padres de niños con lesión cerebral, hemos acordado poner en marcha a través de diversas jornadas, la iniciativa: “Una luz para mi Tesoro” en la cual se informará a los padres de niños con discapacidad, sobre los beneficios de las terapias alternativas de tratamiento.
 El objetivo de ésta campaña es informar a los padres sobre lo que pueden hacer para progresar y conseguir que sus hijos tengan el nivel más alto posible de calidad de vida.
 "La misión es dar a los padres el conocimiento que necesitan para que sus hijos tengan la oportunidad real de mejoría y de potenciar sus capacidades, reconociendo a los padres como los maestros más importantes de sus hijos; además de la importancia del trabajo en equipo de Institución, terapeutas y docentes, reforzado con la aplicación de terapias en casa que realizan los padres"
  "El trabajo de las familias es fundamental, ya que propicia que los niños con lesión cerebral tengan más posibilidades de avanzar y mejorar"
Se abordaran temas como el funcionamiento del cerebro, cómo favorecer la oxigenación cerebral, el movimiento, la comunicación y el crecimiento social, tanto cómo incrementar la inteligencia y la importancia de una buena nutrición.
Las reuniones tendrán lugar en centros educativos, gimnasios municipales y plazas públicas.
Sí desean formar parte de los expositores,asistir o compartir un evento en su comunidad y/o centro de trabajo, por favor comuníquese con la Sra. Kellyna Cavazos de Pérez al teléfono    16 51 55 09.
¡Estén al pendiente de los lugares y fechas de los primeros eventos!






martes, 9 de abril de 2013

Estimulación sensorial en niños con baja visión


 Fuente: www.eduquemosenlared.com

La percepción visual es la capacidad de interpretar la imagen que se recibe a través del sistema visual.
El cerebro debe ejercitar su capacidad de interpretación y asociación, recurriendo a la memoria de otras imágenes igualmente percibidas para dar nombre, funcionalidad, sentido y ubicación a lo recibido.
Debemos diferenciarla de otras dos entidades: agudeza visual (A.V.) y eficiencia visual (E.V.).
La agudeza visual está referida a la capacidad para discriminar con precisión detalles finos en un objeto o símbolo. Se mide empleando opto tipos.
La E.V. es única en cada persona y no se puede medir ni predecir clínicamente con exactitud empleando instrumentos psicológicos o educativos. Incluye A.V. de cerca y de lejos, control de los movimientos oculares, capacidad de acomodación, habilidad para filtrar la información y capacidad y velocidad del cerebro para procesar la información.

Características perceptivas de la baja visión
  1. La percepción visual a través de un sistema dañado sigue la misma ruta visual normal, aunque más lentamente.
  2. El sistema visual de un individuo puede presentar diferentes alteraciones (en el campo visual, en la agudeza visual, en la sensibilidad a la luz, al contraste, etc.), que le imprimen características propias e individuales a las sensaciones visuales que llegan a la corteza cerebral.
  3. Es habitual encontrar problemas perceptivos en niños con baja visión.
  4. El desarrollo de la visión no es un proceso lineal, ya que una función específica puede presentarse temprano o tarde o reaparecer periódicamente antes de estabilizarse.
  5. El funcionamiento visual no se relaciona necesariamente con el grado o clase de impedimento.
  6. La percepción visual no es innata, es una función aprendida. Cuando hay una alteración en el sistema, y la información visual es escasa o distorsionada, la respuesta desde un principio puede ser errónea, y el desarrollo normal y espontáneo no se da. Para lograr revertir esta desventaja será necesaria una estimulación visual planificada y sistemática.
¿Qué es la estimulación visual?

Es “enseñar a ver". A enfocar, fijar la mirada, a mover los ojos o el material para ver, a buscar la mejor iluminación, la distancia y la posición que sea favorable en una tarea visual. Es enseñar a observar detalles, elementos claves y características de un objeto. Con la estimulación esperamos que desde el primer momento el niño desarrolle la conciencia visual, para más tarde provocar una recepción automática del estímulo y finalmente una codificación ordenada de la información recibida.

Materiales y sugerencias de actividades

Al seleccionar el material debemos tener en cuenta la etapa de de sarrollo visual en que se encuentra el niño. Barraga diferencia ocho niveles. En el presente artículo nos limitaremos a brindar algunos ejemplos que corresponden a las primeras dos etapas:
  1. Reacción visual,
  2. Movilidad ocular, selección y discriminación de objetos concretos por forma y color.
Materiales
  • luz natural
  • espejos
  • luz artificial: linternas con o sin capuchones de colores
  • objetos brillantes
  • objetos de colores intensos y contrastantes (juguetes y elementos de uso cotidiano. Estos últimos pueden “hacerse más visibles" si los cubrimos con diseños en blanco y negro: cinta aislante alternando uno y otro color; tela negra y blanca, pintura, etc.)
  • pelotas de colores
  • caja de luz.
Trabajar sobre superficies de color liso, con alto contraste con el material a utilizar (por ejemplo suelo oscuro - objeto claro).
Actividades
  • Crear contrastes entre luz-oscuridad, cerrando y abriendo persianas y cortinas, cambiando de lugar en la sala.
  • Mover el espejo para que la luz se proyecte en la cara del niño.
  • Hacer juegos de luces con movimientos horizontales y verticales, motivando la búsqueda. Favorecer la manipulación de los objetos vistos (o fuentes de luz: linternas).
  • Realizar diseños con las luces sobre una pared lisa, en habitación en penumbras.
  • Mantener contacto visual con los distintos estímulos, móviles o estáticos, teniendo en cuenta la distancia y campo visual en que puede verlos.
  • Localizar un objeto, señalarlo o indicar dónde está, y cogerlo.
  • Hacer rodar lentamente una pelota y seguirla con la vista. Esperar a que se detenga. Dirigirse a ella.

Para tener en cuenta
  • Si vamos a emplear materiales con luces o móviles con niños con daño neurológico, debemos consultar previamente con su médico, para asegurarnos de que éstos no le provocarán convulsiones.
  • Estos niños son fácilmente sobrestimulados. Es necesario estar atentos a las señales de fatiga y ofrecerles períodos de descanso frecuentes.
  • Si usamos ropas de colores lisos y neutros facilitaremos el contraste con el estímulo, evitando la sobrecarga visual y consiguiente confusión.
  • Siempre que exista un resto visual por mínimo que sea, conviene estimularlo.
  • Cuanto más temprano comencemos con la estimulación visual, mejor será el pronóstico. No lograremos el mismo nivel de éxito con todos los alumnos. Eso depende de muy variados factores (A.V. nivel cognitivo, otras discapacidades, apoyo familiar, etc.).
  • No se debe esperar que los objetivos para el uso de la visión excedan las habilidades visuales correspondientes a un niño con visión normal de la misma edad.
  • La estimulación visual requiere que el niño actúe frente al estímulo, y no que sea un observador pasivo.
  • Al trabajar debemos tener en cuenta los distintos ambientes visuales en los que se desenvuelve nuestro alumno.
  • Un programa de estimulación visual puede aumentar la eficiencia visual, pero no cura ni cambia la patología ni la amplitud de la deficiencia.
  • La autoestima del niño no debe vincularse con la capacidad o no de realizar tareas visuales.
  • Existen dos métodos básicos para incrementar la funcionalidad visual: la estimulación visual y la utilización de ayudas ópticas'. Para poder utilizar con éxito ayudas ópticas debe haberse realizado previamente un aprendizaje y consecuente desarrollo del sistema visual, ya que si una persona ha "aprendido a ver”, no sabe lo que ve, o no es capaz de captar una imagen bidimensional, es prácticamente imposible que le resulte útil un sistema óptico para baja visión.


Nuestras Entrevistas