lunes, 30 de julio de 2012

Aprendiendo a Caminar: Paso a Paso

Compilación de Apuntes

Por Dr. Jesus Elizondo

Todos debemos entender que el poder caminar no es lo más importante, ni lo primero que un niño o una niña con discapacidad necesita. 
Antes de poder caminar necesita controlar bastante la cabeza, necesita poder sentarse sin ayuda y poder balancearse cuando esté parado.
Es importante que las madres y los padres se den cuenta que un niño desarrolla el control y el uso del cuerpo en un cierto orden:
Control de la cabeza -> Control del tronco (para sentarse y balancearse) -> Caminar.
primera etapa
1. De boca arriba a boca abajo. Persiguiendo un juguete atractivo, tu hijo tendrá el interés de ponerse boca abajo. Al principio no podrá mantener la cabeza erguida el tiempo suficiente ni organizarse para sacar las manos que quedan prisioneras bajo el peso del pecho. Poco a poco descubrirá que puede colocar los brazos estirados como punto de apoyo  y mirar todo lo que sucede a su alrededor.
segunda etapa
2. Sobre el abdomen. Se lo permitirá la madurez que el tono muscular de la espalda y los abdominales han ido alcanzando con el ejercicio de las etapas anteriores. Podrás verle estirarse de emoción haciendo “el avión” como si se entrenara para liberar, algún día a voluntad, las manos y las piernas para arrastrase o girar.
tercera etapa
3. Gira sobre el ombligo. Atraído por los objetos que hay a su alrededor y liberadas sus manos, tu hijo se ayudará con ellas para girar sobre el ombligo. Al principio, sin apoyo de las piernas, que se incorporarán al movimiento de forma coordinada poco después.
cuarta etapa
4.Se desplaza hacia atrás como un gusano. Del giro al desplazamiento hacia atrás, sólo hay un paso. Cuando menos te lo esperes, habrá llegado bajo la mesa del comedor empujando con sus manos y deslizándose hacia atrás. Avanzar será un reto más difícil, tendrá que extender las manos y apoyar los codos para arrastrar todo su cuerpo hacia delante. Colócalo vestido con un mameluco en invierno  y  playera y pantalón de algodón en verano, sobre un suelo deslizante.
quinta etapa
5.Repta como un pequeño lagarto. En el “gusanito” las piernas quedaban quietas como una cola de pez. La emoción de perseguir juguetes hará que tu hijo patalee emocionado y poco a poco, coordine sus movimientos hasta dar forma a un reptado en el que avanzará, alternando, mano y rodilla contrarias.
sexta etapa
6. Gatea y se sienta. Levantar la barriga y ponerse en postura de gateo requiere equilibrio y tensión en los abdominales y glúteos. Tras un tiempo de jugar a mecerse y canturrear en esta posición, como calentando motores, podrás ver a tu bebé avanzar ligeramente las manos y arrastrar las rodillas detrás. Algunos niños perfeccionan este movimiento dando saltitos en lo que se conoce como “conejeo”, antes de que aparezca el gateo propiamente dicho, en el que avanzará adelantando mano y rodilla contrarias. Sí el niño, domina ahora los cambios de postura: del reptado, al gateo y del gateo, aparecerá de forma natural el sentado.
séptima etapa
7. Del oseo a ponerse de pie y andar. Buscando apoyo, tu hijo se pone de pie. Coincidiendo con el placer de andar de lado agarrado a los muebles, –y sólo en los gateadores muy experimentados– se puede observar por algunos días el oseo: el niño se desplaza a gran velocidad apoyado en las manos y en los pies, sin apoyar las rodillas. El niño querrá ponerse de pie agarrándose a cualquier parte, y te demostrará que está realmente maduro para andar cuando, partiendo de la postura de gateo, plante los pies y se ponga de pie sin apoyarse en ningún mueble. Hacer esto implica una gran potencia muscular y una buena dosis de equilibrio.
Para que el niño o la niña con discapacidad, lleve la vida más feliz e independiente que sea posible, necesita (en orden de importancia):

1. Tener confianza en sí misma/o y estimarse,
2. Comunicarse y relacionarse con los demás,
3. Cuidarse (comer, bañarse, vestirse, etc.),
4. Moverse de un lugar a otro,
5. (y si es posible) Caminar.


IMPORTANTE: ¡UN ERROR COMUN!


Cuando a un niño o una niña con parálisis cerebral grave se le detiene así, las piernas automáticamente se le entiesan y los piesle apuntan hacia abajo –el llamado 'reflejo de puntas'. Como los pies a veces dan 'pasos' torpes, las madres o los padres piensan que el niño o la niña está 'casi listo para caminar'. Pero no es cierto. El niño o la niña debe sobrepasar este reflejo para poder aprender a caminar. No detenga al niño o a la niña en esta posición, ni trate de hacerlo caminar. Esto sólo le reforzará la reacción
deshabilitante.

Te recomiendo leer el Manual de Fisioterapia, el enfoque de este escrito es la estimulación de niños con discapacidad.


viernes, 27 de julio de 2012

CIREN "Centro Internacional de Restauración Neurológica"



Por Prof. Jorge Alberto Carreón

En días pasados, tuvimos la oportunidad de conocer el CIREN (Centro Internacional de Restauración Neurológica), el cual se encuentra ubicado en Ave. #25 805 en La Habana, Cuba. Institución dirigida por el Dr.  Emilio Villa Acosta
El personal que nos recibió, brinda una atención cálida y nos informó de todo lo concerniente en materia de la clínica de neurología infantil.
La Clínica de Neurología Infantil, dedicada a la restauración neurológica en la infancia, posee la tecnología y experiencia necesaria, así como un staff médico y paramédico con solidez de conocimientos y un profundo trato humano imprescindibles para que usted sienta que su hijo recibe un servicio a la altura de sus necesidades .
Con un abarcador programa que incluye la asistencia multi e interdisciplinaria a los pacientes y familiares, la Clínica brinda un servicio de atención integral que incluye el diagnóstico, tratamiento farmacológico, neuropsiquiatrico, neuropsicológico, ortopédico, neurorrehabilitador y neuroquirúrgico de las enfermedades neurológicas del niño.

Se posee una amplia experiencia en el tratamiento de las Epilepsias, así como en el tratamiento de la Parálisis Cerebral y Retardos Madurativos.

Brindan atención integral a los trastornos del movimiento en la infancia (distonías, tics, corea, temblores y mioclonias) incluyendo cirugía funcional, transtornos generalizados del desarrollo, de la espasticidad que incluye denervación con toxina botulínica tipo A. Ofrece diagnóstico y tratamiento integral de las enfermedades neuromusculares en la infancia, de lesiones raquimedulares en la edad infantil.
Es apoyado dicho tratamiento con la atención pediátrica constante de las afecciones que suelen acontecer a esta edad.

Enfermedades que trata el CIREN son:
-Parálisis cerebral espástica, discinética, atáxica, hipotónica y mixta.
 -La espasticidad mediante un manejo integral (incluye denervación con toxina botulínica     tipo A).
-Epilepsia en el niño.
-Malformaciones del Sistema Nervioso Central.
-Trastornos de la Migración Neuronal.
-Neuropatías
-Miopatías (incluye las distrofias musculares).
-Ataxias hereditarias.

-Trauma Raquimedular.
-Trauma craneoencefálico.
-Enfermedad cerebrovascular en la infancia.
-Trastornos del movimiento en el niño (distonías, coreas, temblores, tics, mioclonias).
-Tratamiento integral de las distonías.
-Trastornos generalizados del Neurodesarrollo (Autismo y síndromes relacionados).
-Disfunciones del lenguaje, el aprendizaje y de la conducta.
-Trastornos del sueño en la infancia.
-Enfermedades progresivas del Sistema Nervioso Central.

El visitar el CIREN me ayudo a entender mejor cómo y por qué los cubanos se han colocado en la avanzada de las neurociencias en el mundo.
Pueden contactarse con ellos por correo electronico cineuro@neuro.ciren.cu
Los precios del CIREN son oficiales, no modificables. Para el cálculo del precio total de los primeros 35 días, si se incluye la alimentación hospitalaria, se deben considerar no menos de 12,906.00 CUC.



Mecánica Respiratoria y los efectos en el Cerebro en Parálisis Cerebral

Por Gavin Broomes
Publicado originalmente en
One Giant Leap


Acabo de terminar de leer una reflexión muy breve (pero informativa) de Leon Chaitow respecto a la respiración... Más específicamente, cómo la mecánica respiratoria contribuye a la homeostasis sistémica general. Tras leer un poco, tuve una claridad como de... No exactamente "revelaciones", sino más bien comprensiones tangibles claras sobre la compleja relación entre la competencia biomecánica y la competencia sistémica. Pese a que es una comprensión relativamente intuitiva, a veces es difícil de verbalizar y poner en palabras formales para que se entienda. Por lo tanto, creo que sería muy valioso al menos intentar entregar algunos de estos "momentos de claridad" en un esfuerzo de ampliar la comprensión de la complejidad de múltiples capas de la Parálisis Cerebral (PC). Deben recordar que la comprensión y el potencial de mejoras van de la mano... Mientras más entendemos la realidad fisiológica, así como también el mensaje conceptual general, mejor seremos para formular estrategias que sean eficientes y contribuyan de manera más inmediata y permanente. 

La importancia de una mecánica respiratoria adecuada es bien entendida y es bastante fácil familiarizarse. Sin embargo, la mayoría de este está basado en una visión relativamente simplista de "traer más oxígeno y eliminar dióxido de carbono". Además, la mayoría del foco relacionado con la respiración está en los pulmones. Pese a que este es un punto de foco obvio, la imagen general debe seguir siendo el contexto a partir del cual estos puntos focales son examinados.


Esta perspectiva es vital para entender las prioridades de rehabilitación en PC. La discusión de Chaitow sobre la respiración se relacionaba con una situación significativamente menos compleja (hiperventilación). Si el simple acto de hiperventilación provoca cambios tan significativos en el ambiente cerebral, puede asumirse que los efectos en individuos con PC son más significativos simplemente debido al hecho de que la disfunción respiratoria es constante. 



La imagen de arriba es un scanner cerebral durante la respiración normal y un scanner durante hiperventilación. La reducción obvia en la circulación sanguínea cerebral es bastante significativa. Pese a que es obvio que la hiperventilación no es una condición consistente en un individuo con PC, la disfunción respiratoria SÍ lo es. Por lo tanto, la circulación sanguínea cerebral no sólo está reducida, sino que persiste las 24 horas del día. Además de la disminución de la circulación sanguínea, Chaitow enlista:
- Constricción de la musculatura lisa de los intestinos 
- Constricción de los bronquios 
- Desequilibrio de magnesio y calcio en los músculos 

Hay más, pero el mensaje general es bastante claro. La discusión es consecuentemente dirigida a las causas primarias de esta disfunción característica en la mecánica respiratoria. La lista además es bastante larga, sin embargo, para poder mantener el flujo de este post, lo resumiré a las siguientes: 

- Insuficiente volumen circunferencial del tórax 
- Elasticidad reducida de cada costilla y de la caja toráxica 
- Debilidad extrema del sistema de tedijo conectivo que se caracteriza por: 
         a) vías respiratorias altas débiles
         b) traquea inestable (que lleva a un flujo de aire turbulento e interrumpido).

- Distorsión de la alineación ósea de huesos faciales
- Falta de suficiente control de labios y lengua 
- Falta de división entre las clavículas y las primeras 3 costillas 
- Subdesarrollo y subuso de lóbulos pulmonares superiores 

Hay muchas estrategias que se están llevando actualmente a cabo intentando mejorar la mecánica respiratoria, sin embargo, la gran mayoría de estos se formulan con el mismo objetivo de "enseñar" una mecánica respiratoria adecuada... o usar algún mecanismo de entrenamiento repetitivo esperando reducir este desafío. La realidad es que respirar es una función que debe requerir MENOS concentración y ser algo AUTOMÁTICO y no el resultado de un entrenamiento. Aumentar el esfuerzo mental y muscular utilizado para respirar no sólo es metabólicamente más costoso, sino que además afecta negativamente el potencial de desarrollo cognitivo y genera más dificultades a un sistema que ya está desafiado neurológicamente. 

Aunque este post es más bien una descarga, el mensaje principal debe estar relativamente claro y comprendido: tratar las consideraciones biomecánicas estructurales como prioridad tiene un efecto cascada positivo en todas las otras consideraciones (social, cognitiva, sistémica, metabólica, neurológica). Por lo tanto, una estrategia enfocada e inteligente de mejorar el volumen toráxico y la elasticidad contribuirá finalmente en un mejor metabolismo cerebral y homeostasis


¿Animador o Entrenador?

Capítulo Séptimo


Por Sylene Moreno 
En la condición que presenta mi hija Arantza y en la de otros niños que al nacer ó que por alguna situación adquieren algún tipo de discapacidad; los padres tenemos dos caminos: ser “Animadores” de sus terapias, de sus tratamientos, esto es, acudiendo a un centro de rehabilitación, dejar que los terapeutas y especialistas en las diversas áreas, se involucren con ellos de manera activa, sea hagan cargo de ofrecerle y aplicarle el esquema de tratamiento y que sea el equipo de profesionales quienes se encarguen de hacer lo pertinente para que algún día, nuestro hijo pueda presentar un avance… Mientras nosotros activamente los “Animamos” a seguir adelante; Les aplaudiremos cuando el terapeuta, nos presente algún logro… Estaremos con ellos, cual si firmáramos sus calificaciones escolares: Motricidad...bien, Logopedia... bien, Destreza fina… regular, etc. Esperando que el tiempo nos demuestre, que el centro que elegimos fue una buena opción; que el personal terapéutico hizo, lo que tenía que hacer y lo realizo maravillosamente.

Vaya que hay que estar preparados para “Animar” a nuestro hijo, sí por algún motivo perdimos de vista, los objetivos que debieron haberse cumplido, y nuestro hijo no llega al ABC en su recuperación.

El otro camino que tuvimos, fue el de convertirnos en verdaderos “Entrenadores”, rehabilitadores, terapeutas y expertos en la condición de nuestra hija.

Participamos activamente en la aplicación de sus terapias, establecimos un plan de trabajo de Domingo a Sábado, el cual lo aplicamos 3 hrs. diarias, sin variación y sin interrupción en nuestra casa. Además de asistir al Centro de Rehabilitación, donde por aproximadamente 40 minutos le realizaban la terapia fisca, esto nos sirvió, para aprender de las personas capacitadas y calificadas, las técnicas correctas para realizar en nuestra casa, todos los ejercicios y masajes necesarios para conseguir de manera exitosa el A, B, y C del proceso de rehabilitación de nuestra hija Arantza. 

De esta manera, aseguramos que los métodos que utilizamos, servían y sí por algún motivo algo nos parecía que no funcionaba o que no cumplía con los objetivos; de manera inmediata, pudimos corregir las técnicas empleadas, incorporar aportaciones al tratamiento que nos recomendaron y adquirir el conocimiento necesario para manejar los procesos de facilitación en la recuperación de nuestra hija.

Tanto mi esposo como yo, nos involucramos de manera activa en el tratamiento de Arantza, no fue fácil, primeramente, investigamos cuales eran las terapias que se utilizaban para rehabilitar a las personas con discapacidad, cuáles eran las más nombradas, las más recomendadas, las mayormente aplicadas y los beneficios que aportaban. 
Leímos libros, nos contactamos con personas que también tenían hijos con discapacidad. En platicas con ellos, padres que exitosamente estaban sus hijos reportando mejoría por encima de lo esperado, coincidimos que no se ajustaban a los horarios del centro de rehabilitación, sino que también insistían en incorporar los avances para ayudar a sus hijos a ganar tiempo y realizaban terapias en su casa; ya fuera para estimular la inteligencia, el habla, el lenguaje, el área ocupacional, la capacidad sensorial o motora. 
En estos niños como en Arantza, había una clara recuperación o mejor dicho adquirían destrezas que antes no tenían.

Adicional a la terapia física, nosotros estimulamos el cuerpo de Arantza, mediante unos masajes en la columna vertebral (que después fuimos sustituyendo por la terapia de Votja, de la cual les contaré más adelante), aplicamos una terapia del baño o ducha para recuperar el esfuerzo (consistente en frotar su cuerpo previamente con una toalla húmeda y sumergirla en una preparación de agua caliente 38 C. con sal de mar), el bombeo en el pecho para sustituir la falta de movilidad y mejorar la función cardiorrespiratoria; le proveímos de una alimentación enriquecida en nutrientes, (todo) para optimizar la función cerebral.
A estas aportaciones innovadoras en su tratamiento le llamamos Método OXIGENEREM.

Después de poco tiempo, nos dimos cuenta, que el plan surtía efectos muy benéficos. 

No solo estábamos trabajando su cuerpo, sino que también su cerebro se encontraba en un estado óptimo. 
La inteligencia de Arantza era muy buena, ella aprendía bastante bien los conceptos que le ensañamos.
En cuanto a su estado físico, ya comía por ella misma, se rodaba en la cama, se bajaba de ella y caminaba apoyando su espalda en la orilla.

Cada día durante tres años, sus logros fueron incrementando de manera notable.

Entonces, fue cuando nos dimos cuenta que el camino que habíamos escogido era el adecuado, y pertinentemente, nos habíamos convertido en “Entrenadores”de nuestra hija.

Capítulo séptimo del Libro Inédito: "Tengo parálisis cerebral... Y Soy Feliz"



lunes, 16 de julio de 2012

La importancia de llamarnos por el nombre

¡No soy Autista, me llamo Fernando! ¡No soy PC, me llamo Arantza! ¡No soy el niño especial, me llamo...!


Por María Silvina Plaza

Cuantas veces escuchamos en la voz de distintos profesionales de la salud y de la educación, referirse a “un PC cuadri”, “los motores”, “es un ADD”, “los severos”, etc. Y así por citar algunos de los innumerables rótulos que lo único que generan es la despersonalización del ser humano que se encuentra transitando una patología determinada. Las palabras que pronunciamos hacia un otro, e incluso nuestros pensamientos tienen la facultad de nominar, dan un lugar, hacen una marca.
En una oportunidad durante un acto de fin de curso de una escuela especial pregunto por María Laura, una paciente a la que yo atendía. Un personal de la escuela me responde “los motores estuvieron en otro salón, pero ya se fueron porque no aguantan quedarse todo el acto”. La fiesta se realizaba en la calle de la escuela, donde niños y adolescentes realizaban sus muestras anuales.
Es lógico que quienes trabajamos en salud y educación con personas con capacidades diferentes y necesidades especiales, estemos permanentemente en contacto con cuadros patológicos de índole diversa. Lo que no significa que dejemos de llamarlos por su nombre. Y utilicemos el simplismo en el habla y nominemos a las personas por su enfermedad, y no por su nombre propio.
La enfermedad es el lado nocturno de la vida, una ciudadanía más onerosa. Todos los que nacen tienen doble ciudadanía en el reino de los sanos y en el reino de los enfermos. Aunque todos preferimos usar sólo el pasaporte bueno, tarde ó temprano cada uno de nosotros se ve obligado , por lo menos, pasar por un tiempo, a identificarse como ciudadano de ese otro lugar”.1
Volviendo al ejemplo del acto escolar en la escuela especial, yo me pregunto, ¿por qué no compartir un mismo espacio para la celebración de la fiesta de fin de curso? Desde el vamos, la misma institución marca la diferencia y la cosificación de los niños al decir “los motores no aguantan”.¿ De qué está hablando la docente? ¿De máquinas cuyos motores están descompuestos y solo “aguantan” poco tiempo? Es conclusión los niños con alguna discapacidad motriz realizaron una muestra en un salón apartado del lugar de la fiesta, sin la posibilidad de compartir el espacio elegido para el evento junto a sus compañeros y a la comunidad educativa.
Otro ejemplo es el comentario de una amiga, ella es médica neonatóloga quien muy indignada me relata de cómo compañeros de la terapia intensiva neonatal, nombraban a los bebés prematuros con el término de“ bifecitos”.
Debemos replantearnos el lugar que le damos al ser humano cuando lo nombramos. Si lo hacemos desde la patología, el cuerpo con déficit, la mente débil, el problema de conducta. Solo estamos dando lugar a una pequeña parte de la totalidad del ser.
El nombre propio otorga un espacio de donde se es reconocido por los otros. Al nacer recibimos el nombre, y con este la herencia que nos incluye en un linaje familiar y cultural. Cuando nace un niño con alguna discapacidad, se produce una brecha inevitable entre el bebé esperado por los padres y el bebé nacido. Los familia deberá transitar de la mejor manera la aceptación de que su hijo nació con necesidades especiales de por vida. Por ello con más razón, la importancia de que desde salud y educación podamos nombrar a la persona, y no a la “patología”.
Un niño ó adulto que sufren necesitan ser mirados y abordados como sujetos del deseo. Esto implica su historia personal, intereses, sentimientos y también con su déficit, pero no sólo desde él.
Podemos utilizar las mejores y más avanzadas técnicas en rehabilitación neurológica, psicomotriz, sensorial, etc. Pero si nos olvidamos a nuestro paciente ó alumno como sujeto; estaremos contribuyendo a su desintegración comos ser humano en vez de ayudarlo a acercarse a su unicidad de la mejor manera posible.

1Bordelois,Ivonne.“A la escucha del cuerpo, puentes entre la salud y las palabras”. Cáp.2,
pág. 81. Cita de Susan Sontang. Editorial Libros del Zorzal. Buenos Aires, Argentina. 2009.


viernes, 6 de julio de 2012

Ejercicios de Estimulación Orofiacial...


Guía básica para niños

Por Lic.Sahila Andaverde

Esta terapia sirve para estimular el movimiento maxilofacial y fortalecer los músculos de la lengua, es necesario que el niño reciba el estimulo para que pueda hablar.

Debe de buscar el momento adecuado, que el niño se encuentre de buen humor y lo sentará frente a un espejo,
Los ejercicios se deben hacer todos los días y repetir 20 veces cada uno, el tiempo estimado de la terapia es de 20 minutos.

1.- Con aceite para bebés o crema cold creme sobre las yemas de sus dedos, dé masaje en círculos en forma ascendente en las mejillas, barbilla y arriba del labio superior del niño.

2.-Con el dedo indice mueva la barbilla hacia arriba y hacia abajo.


3.- Estire y junte los labios ( sonrisa y beso).


4.- Con cepillos orofaciales o abatejenguas:

a) Introduzca el cepillo en la boca para dar masajes en forma circular o haciendo círculos
b) páselo por dentro de las mejillas,
c) en el paladar,
d) en el dorso de la lengua y
e) en los lados de la lengua.

Repita cada masaje 20 veces.


5.- Mueva la lengua del niño (si no logra aun el niño sacar la lengua a voluntad, ofrezca una paleta de dulce):
a) Lengua fuera (ponga la paleta frente a la lengua del niño o toque la punta para estimular que la saque)



b) Con la paleta, cepillo o abatelengua, mueva la lengua a los lados


c) Con la paleta, cepillo o abatelengua, mueva la lengua en círculos.

Si el niño responde a las instrucciones pida que saque la lengua, que la mueva de lado y se lama los labios haciendo círculos, puede enseñarle poniendo usted el ejemplo.

Haga de la terapia un tiempo de diversión y oportunidad de acercarse a su hijo.


Nuestras Entrevistas