martes, 23 de agosto de 2011

CARTA DE RECOMENDACIÓN... Campaña por la Integración Laboral.

Por Sylene Moreno.
( Agradecemos a Maricarmen Melerio por compartir el enlace principal de esta publicación )

Dar trabajo a las personas en situación de discapacidad es un reto más por vencer en la sociedad.
La integración de personas con discapacidad a las empresas se ve obstaculizada por barreras de diversas índoles, principalmente culturales.
Existen diversos mitos en el ámbito empresarial con respecto a la contratación de estas personas.
Algunos ejemplos:
“No son capaces de utilizar ciertas herramientas o maquinaria normales, por lo que necesito invertir en dispositivos especiales que son muy caros”.
“El entorno del trabajo en mi empresa es demasiado peligroso, lo que puede agravar la condición de la persona”.
“Son poco cumplidoras y faltan mucho al trabajo por enfermedad”.
“Mis clientes pueden incomodarse al tratar con estas personas”.
“Mis trabajadores pueden tener problemas de comunicación con ellos”

La discriminación se funda en prejuicios que se han heredado a lo largo de la historia, sobre las capacidades y conductas que supuestamente tienen las personas con discapacidad. Estos prejuicios determinan las expectativas que se generan sobre ellas.

Para percibir cómo son realmente las personas con discapacidad, es necesario redefinir los conceptos que por años han estado asociados a su condición.

El término discapacidad ha adoptado diferentes significados a lo largo de la historia, que han tenido consecuencias en los derechos y obligaciones que estas personas han debido adoptar ante la sociedad. De ser personas estigmatizadas, objeto de vergüenza, sin derechos ni obligaciones, pasaron a ser objeto de lástima, con derechos pero sin obligaciones.

Es importante que los empresarios reciban información de primera mano de las ventajas que tiene contratar a personas con discapacidad, pues en muchas ocasiones, el gobierno les otorga beneficios a estas empresas para fomentar la masificación de la contratación de personas con discapacidad. Integrar a personas con discapacidad trae beneficios concretos para las empresas.

• Les permite desarrollar un valor competitivo frente a sus clientes y la sociedad, en cuanto se acercan más y de mejor manera a las necesidades reales de los distintos grupos de la población.

• Les permite contar con personas que son constantes en su trabajo, presentan menos solicitudes de licencias, suelen ser puntuales y más productivos que los demás, a diferencia de la creencia popular que plantea que son personas poco productivas y enfermizas.

Las personas en situación de discapacidad comprenden que pueden tener una vida autónoma y productiva por lo que se interesan en capacitarse a nivel técnico y profesional. Por lo tanto, requieren un espacio laboral para desempeñar esas habilidades adquiridas.

Ser discapacitado no quiere decir, que la persona sea dependiente a nivel económico de otros.

Se necesita que las empresas tengan una mente abierta, pues una gran porción de la población sufre de algún tipo de discapacidad y requieren tener solvencia económica.

Ahora bien, debemos ser enfáticos y reiterativos en señalar que es importante asumir que la integración de las personas con discapacidad al mundo laboral, no solo responde a una necesidad y un derecho individual, sino que además FORTALECE el cuerpo social en su conjunto. Es un proceso en el que intervenimos todos, y que es parte de la base, el respeto por el otro.

Fuente de Investigación: Accion RSE.



Mi nombre es Xicani Godinez y quiero demostrar que las personas que tenemos alguna discapacidad somos capaces. Busco la oportunidad de trabajar a cambio de tu recomendación; y así lograr la mayor carta de recomendación que ayude a más personas como yo a encontrar trabajo.

Tu recomendación y firma, hará posible que más personas sean reconocidas por su trabajo y no por una discapacidad.


Envía tu Carta de Recomendación.



Fundación Paralife  trabaja apoyando empresas que buscan integrar laboralmente a Personas con Discapacidad, contribuyendo así a su estabilidad económica.
SÍ estas interesado en contratar personas con discapacidad para tu empresa, puedes manifestar tu interés, mandando un e-mail  contacto@fundacionparalife.org.mx como asunto QUIERO CONTRATAR.


En este programa se consideran dos usuarios del servicio:
1. Las personas con discapacidad que son el objetivo principal del programa.
2. Las empresas, ya que sin ellas no se podrían ofrecer puestos de trabajo.

A las personas con discapacidad se les ofrece una valoración integral de sus capacidades físicas residuales, actitudes, preferencias y habilidades enfocadas a puestos de trabajo, permitiendo certificar sus habilidades y capacidades para que la empresa tenga información real y objetiva de la capacidad, y no de la discapacidad de la persona.

Por otra parte a las empresas se les visita para hacer un análisis a detalle del puesto que ofrece, en donde se evalúan:
Requerimientos de la empresa en cuanto a entrenamiento, edad, sexo, escolaridad y experiencia.


viernes, 12 de agosto de 2011

¿Qué es la Discapacidad?


¿Que es la discapacidad?

Por Sylene Moreno

En muchas ocasiones nos ha tocado escuchar a las personas que ven o tuvieron contacto con niños, jóvenes o adultos con discapacidad decir: “Esta Malito” por el hecho de estar en una silla de ruedas, “No puede, esta Enfermito” Porque no puede tomar las cosas rápidamente, “No te entiende, no habla” Porque no se comunica del mismo modo que la mayoría, “Dile hola al bebé” Cuando el niño o joven supera los 4 años.
Tenemos mucho trabajo por hacer en la sociedad, ya que la discapacidad, siempre se ha visto como una enfermedad permanente y no como una condición de vida; que sí bien, es diferente a la mayoría, no es una enfermedad, pues no se contagia, no requiere en muchas ocasiones de cuidados extremos, no incapacita a las personas para sentir y relacionarse con los demás.
Desde el núcleo familiar debemos cambiar este pensamiento, empezar o seguir brindando los elementos necesarios para integrar a la sociedad a nuestros hijos con discapacidad, llevarlos  a lugares públicos donde puedan ver gente, pasearlos al aire libre donde puedan conocer la naturaleza, hacer que participen en actividades acorde a su edad.
Dejar de sobreprotegerlos y permitirles relacionarse con otras personas fuera de la familia. Bajar un poco la guardia, en establecer cercos de protección anticipada, cuando voltean a verlos, o cuando se acerca una persona a ellos; debemos aceptar que en las sociedades hay estereotipos, difíciles de cambiar de la noche a la mañana.
Es por ello, que la forma en que nosotros nos relacionamos con nuestros hijos con discapacidad es importante, ya que si lo hacemos de una manera natural, no establecemos diferencias entre nuestros hijos; de esa misma forma se relacionaran con nuestro hijo, los familiares, amigos, conocidos o extraños que tengan la oportunidad de convivir con ellos.
Las personas que tienen la fortuna de no ser discapacitadas, de no tener a un familiar cercano,  algún amigo, vecino o conocido con discapacidad, difícilmente buscaran información para conocer más acerca de este tema, por consecuencia no la entienden, les causa rareza y muchas veces es doloroso para algunos estar cerca de alguien con discapacidad.
Nosotros debemos aceptar esta situación y estar preparados para ser fuente de información y sensibilizar a quienes no saben cómo atender una persona con discapacidad.
Cuando se han acercado personas a nuestra hija en espacial niños con sus madres, les dicen a sus hijos: cuidado con la bebé, porque la tumbas, o la lastimas… En ese momento, nos dirigimos a la madre y le decimos, no se preocupe ella no está enferma, no le pasa nada, sí al convivir sucede algo que se puede dar por jugar. Ella puede hacerlo, permita a su hijo jugar con ella, no habla pero todo entiende. Entonces preguntan: ¿y que tiene? ¿Por qué no habla? ¿Por qué no camina? Ah!! Pues porque es una niña con discapacidad, o con parálisis cerebral, pero sana. Y eso le permite ir a la escuela, le gusta ver la televisión y a veces es muy tremenda, ya sabe… como todos los niños.
Si nosotros actuamos de una manera natural, así será la respuesta de quienes nos conocen o quienes casualmente tienen contacto con nuestros hijos. En muchas ocasiones, las personas quieren conocer más acerca de la situación que vivimos y harán preguntas. Sí nos mantenemos en la postura natural, confiada y segura de que la discapacidad es una condición no una enfermedad, realmente entregaremos una enseñanza, a quienes no han tenido la necesidad de tratar con personas con discapacidad.
La sociedad debe estar preparada para atender, conocer y convivir con personas con discapacidad, pero la obligación de informar, ayudar e impulsar la integración, es mayormente de la familia de quien vive la condición de discapacidad.
Yo soy mujer, tu hombre, el niño, ella niña, yo soy morena, el blanco, el alto, ella delgada; esas son condiciones físicas, bueno la de mi hija es tener discapacidad.
Gracias a la vida por darnos diversidad, en las flores, en los arboles, en las culturas y gracias por darnos la oportunidad de convivir con verdaderos guerreros, que se aferran a la vida.

“UNA VIDA SALVADA, MERECE SER VIVIDA”




Nuestras Entrevistas